tipos de combustible biomasa

¿Qué tipo de combustible existe para calderas de biomasa?

La biomasa es uno de los combustibles alternativos más populares y usados del momento. Es una forma sostenible de proporcionar energía a nuestro hogar y calor en los meses de frío. En Riesma Bio conocemos muy bien las ventajas de este sistema y hoy en este post te contamos los diferentes combustibles que existen para calderas de biomasa.

Hay que destacar que la biomasa es un combustible de origen vegetal que llega normalmente de residuos. Estos pueden ser forestales, agrícolas o industriales.

El biocombustible que usemos en nuestro hogar o negocio dependerá del generador de calefacción que tengamos instalado. Podemos destacar que existen calderas de biomasa, estufas, chimeneas, etc.

Por lo tanto, si queremos establecer una primera clasificación de combustibles de biomasa según su origen y características antes de adquirir e instalar un sistema de biomasa en el hogar, aquí algunas pistas:

Biocombustibles denominados tradicionales

Es uno de los más clásicos pero también uno de los que menos se usa en la actualidad. Dentro de los biocombustibles sólidos el de menor uso, por decirlo de forma rápida. Existen calderas diseñas para su uso con leña o briquetas.

Leña

Generalmente su origen proviene de madera que ha sido desechada o incluso producida por los propios usuarios. Esta leña tendrá que ser introducida de manera manual, varias veces al día. Hablamos de un sistema semiautomático, teniendo una ventaja, esta biomasa es muy económica.

En verdad su uso es poco frecuente, puesto que no es la alternativa más cómoda lógicamente.

Biocombustibles procedentes de residuos forestales

Pellets

Una descripción rápida y sencilla sería definirlos como pequeños cilindros que provienen de la compactación de serrines y virutas secas, que llegan desde industrias y han sido rescatadas de astillas y demás.

Una de las grandes ventajas que tiene el pellet es su poder calorífico, la poca cantidad de cenizas que produce y por tanto, su poco mantenimiento en la caldera.

En Riesma el sistema de calderas de biomasa por pellet es el más instalado y recomendado.

Briquetas

En este caso son cilindros mucho más grandes que el pellet, que llegan también de serrines y virutas de madera. Este biocombustible sustituye a la leña en las calderas. Este sistema tiene una humedad menor del 10% y un poder calorífico alto. También muy poco contenido en cenizas.

Biocombustibles procedentes de residuos agroindustriales

Cáscara de frutos secos : almendras, alperujo,..y hueso de aceituna

Con normalidad proviene de la producción industrial de aceite de oliva, aceitunas, alcoholeras, uva, etc. Los más habituales son la cáscara de almendra y el hueso de aceituna. Son biocombustibles económicos y de una calidad buena.

Simplemente en este tipo de sistemas de calor por biomasa hay que tener en cuenta el tamaño de almacenamiento. La biomasa, al ser un combustible sólido requiere de un mayor espacio de almacenamiento y un buen estado de conservación.

En Riesma Villena, con nuestro equipo de Riesma Bio, te ofrecemos la posibilidad de estudiar tu nueva instalación de biomasa sin ningún compromiso, asesorándote en la mejor opción para tus necesidades.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies